200 años de especias y azafranes

Azafranes Bernardino se enorgullece de ser el negocio más antiguo de A Coruña, ya que abrió sus puertas en el año 1800 y a día de hoy sigue aromatizando con sus especias la calle de la Galera.

Aunque nació de la mano de otro propietario, desde el último año la familia Pico se encarga de atender a los clientes y su intención es seguir haciéndolo mucho tiempo más.

En estos más de 217 años de vida, Azafranes Bernardino siempre se ha dedicado a lo mismo, siendo un claro ejemplo de especialización en el mundo de las especias y los condimentos.